domingo, octubre 08, 2006

Así las cosas

Mi blog anda algo abandonado desde que escribo en otro lado como si fuese un blog. Sin embargo, este espacio es demasiado mío como para compararlo con cualquier otro. Es como una versión de mí que se deja ser en letras cargadas.

Esta noche me aqueja el cansancio. Estoy enferma, físicamente esta vez. De todas formas, intuyo la somatización de tus ojos que no me miran y de ciertas incertidumbre en otros terrenos. Mi cuerpo pide, mi mente le pide a mi cuerpo, que pare un rato.

Sin embargo, a pesar del agotamiento, mío y de las cosas, estoy en un equilibrio que antes no existía. Serán los años, pienso. Es cierto que algunas noches tambaleo, que tengo recaídas, que por momentos desespero como antes. Pero cada vez son menos, más espaciadas las veces en las que esas fuerzas secretas pueden más que yo.

De todas formas, no pierdo ese impulso, ese ir desenfrenado que me gusta y me caracteriza. Hoy puedo, sin embargo, frenar... y disfrutarlo.

1 comentario:

niñoespina dijo...

Esto es un espacio tuyo y nada más.
Los tiempos y ritmos te pertenecen.
Vete pero vuelve.
Siempre.

Pinchazo!