jueves, septiembre 28, 2006

Mala onda

No me parece. No me parece esta tarde, ni nunca. No ayer, no nunca. No yo. ¿Necesito, acaso, un ser demandante? Después querría alejarlo, aborrecería sus tijeras sobre mis brazos.

Prefiero estar sola. Las emociones se me escapan, se van a extremos impensables, no vuelven nunca al medio, o tardan tanto que antes me desmayo, carente de energías.

No te quiero ver más. Ni a vos, ni a nadie.

Necesito que mi piel descanse unos meses.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si te saca energias... si logra sacar tu peor humor,si logra que escribas algo furiosa en este blog... AFUERAAAAA!!!sacalo como puedas de tu vida,no sirve!!
Ethel

Anónimo dijo...

Viva Perón!!
Roberto

niñoespina dijo...

A veces, todo el tiempo, casi siempre me siento así.
Con ganas de gritar o cerrar el pico. De tenerte y estar sólo.

Pinchazo!