sábado, septiembre 02, 2006

Bye bye boys (parte 1)

Creo que me perdí en infinitos círculos concéntricos. Era mi mente oscura como la selva de Dante, y yo corría por el cuarto... no, por el quinto de esos escalones poblados de fantasmas. A la mañana, en terapia, mi psicóloga me había ordenado matarlos. Emulando algún personaje de Mujeres Asesinas -que antes de ser personajes fueron personas- decidí concretar la fatal resolución.

“¿Por dónde empezar?”, me pregunté frente a un espejo. No quería perderme la evolución de mis gestos, las marcas en mi cara, apareciendo o desapareciendo con la redención. Influencias de Wilde... Claro que estaba por cometer numerosos crímenes. Sin embargo, ellos seguirían viviendo en algún lado, y eso me tranquilizó.

Podría tomar al primero de esa larga lista de aventuras, más o menos cortas, y, tal vez, ahogarlo en el mar donde nos conocimos hace ya 10 años. Podría seducirlo una última vez, desnudarme en la orilla, llamarlo. El resto sería tan simple como, cuando estuviera bien cerca, penetrar su corazón con alguna arma blanca. El mar se teñiría de rojo. Sería un final casi poético.

Sino, podría considerar su importancia relativa. ¿Para qué malgastar una estrategia, tiempo y energías en alguien que realmente no ha afectado mi historia significativamente? Un ejército de nadies conocidos. Una masacre. Para qué.

Elegir será una tarea difícil. El que más duele es siempre el último. Imagino que se hunde en su nada, que simplemente desaparece a fuerza de no existir, de no proyectar ni su sombra en este mundo. Sería un crimen más limpio, menos sospechoso. Sí, claro que sí, este tiene que morirse primero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

CAPITULO 1,2,3,4,5,6,7, ETC
10
9
8
7
...
MATAR? SUENA A ODIO, A RENCOR.
HAY QUE SAVER OLVIDAR A QUIEN NO SUPO VALORARTE.
ESE ES EL ULTIMO. LOS DEMAS FANTASMAS SE VAN SOLITOS.
BSS
Y SUERTE CON EL ESPEJO.

Al-Div@ dijo...

No odio a nadie, todo lo contrario. Los quiero a todos y cada uno de ellos. Es sólo un ejercicio del olvido. Matarlos en mi mente. Es un juego.

Igual, algo de razón tenés en tus consejos.

Besitos.

niñoespina dijo...

Las terapeutas...
Habría que matarlas a ellas.
Algunas están para...

Estaba escuchando una canción..."El burrito sencillo va solito al corral, buscando el amo bueno que le de libertad..."

abrazo de gol