martes, julio 04, 2006

4:00

Sólo sé que no quiero estar acá. Que no quiero sentir esto. ¿Cómo hago para escaparme de mí misma? Me siento paralizada, atrapada en un tiempo indefinido, sin fuerzas para hacer nada, sin sueño para dormir. Me encuentro repetidamente de noche, sin saber qué hacer con las horas, sin poder parar mi cabeza. Me pregunto cuándo va a pasar, cuándo vas a desaparecer de mis rincones.

No entiendo y no voy a entenderlo nunca. Sentía que eras el complemento ideal. ¿Y ahora qué hago, cuando ya te conocí y ya no te tengo, tan rápido? Y si trato de hacer otra cosa, y si trato de salir, me tropiezo con alguna canción o una carta olvidada de ese momento de entusiasmo absoluto. Recuerdo, reprimiéndome un poco. Te busco en otros y sólo hay agua. Nadie es como vos. Nadie nunca va a serlo.

No sé cómo irme del mundo, como frenar esta locura. ¿Será un capricho? ¿Por qué duele tanto la ausencia de algo externo a mí? Por qué te quiero y no voy a dejar de quererte. Por qué a mí. Yo sabía. Desde el día cero. Mejor no arrancar nada, para que no se termine.

Es insoportable.

No hay comentarios.: