sábado, junio 03, 2006

Perlas

Hablar o callar y esas cosas. Alguien se casa esta noche, y yo terminaré de terminar algo. Aunque nunca se sabe. Las vueltas de la vida y eso.

Un vestido de estrellas y un collar de perlas de mi abuela. Mi mamá siempre me dijo que una perla es una lágrima. No sé cuántas perlas tiene ese collar. Muchas lágrimas enhebradas hace años, que necesitan que alguien llore para devolverles su sentido.

Y me perderé en sushi y vino, tratando de entender que esto es sólo el principio de algo. Que fue un ensayo. Que no estuvo tan mal. Que igual yo quería dejarlo.

Voy a estar demasiado sobria, toda de negro y perlas, esta noche. Nada de colores brillantes. Sole me contó que ellos estuvieron cuatro años para encontrarse, yendo y viniendo. Parece que no es simple, que no lo fue ni aún para los que triunfaron.

Y ahora estoy esperando que llegue para que se vaya para siempre. Suena paradójico. En fin, allí voy. El timbre va a sonar en cualquier momento.

No hay comentarios.: