sábado, mayo 20, 2006

Tell me that you´ll open your eyes

Un auditorio porteño y no mucha gente. Y entre esos pocos, tres hombres que de alguna manera mostraron interés, más o menos. Uno que fue, uno que quiso, uno que quiere. Aunque ninguno me interesa. Sensación de música, ganas de bailar como si nadie mirara. Una felicidad extraña, como un amanecer. Vértigo. 1, 2, 3...14! Sí, cuántas veces pasar por lo mismo, y siempre salir y ser la misma otra vez, aunque un poco diferente. “The best is yet to come,” she told me. Es cierto. Sonreir y salir a la noche. Eso.

No hay comentarios.: