domingo, marzo 19, 2006

El infinito (otra vez)

Sintió su cuerpo enfriarse. Un dedo azul, el otro. Él la había dejado, otra vez. Un “él” ya sin cara y sin nombre que la dejaba todos los días, todos los intentos. No supo qué hacer. Esta vez era demasiado. ¿Habría llegado el límite? Decidió estar sola. Le juró a sus estrellas que nunca, nunca más se iba a enamorar. Que ni siquiera iba a ver a alguien dos veces. Que ya no creía en ese invento estúpido llamado “amor”, o algo así.

Salió de su casa. Era una tarde de lluvia fuerte, de lluvia-sueños-caídos... no podía ser de otra manera. Se subió a su auto, con ganas de irse lejos y no volver nunca. Ya conocía ese hueco imposible en su piel. Ya sentía el desamparo de no tener, nunca más, sus dedos entre los suyos, jugando. Su voz en el teléfono. Sus ojos preferidos. Sobre todo sus ojos...

Se preguntó por qué de vuelta, por qué ella, por qué. Fingió, se mintió, se dijo que no le importaba. Que era mejor probar gente, conocer otras almas, otras formas de sexo y de ser. Se convenció de que nada mejor podía haberle pasado. Salió a buscar compañía, nueva, vana, fugaz. La encontró, como siempre, en ese rubio nada nuevo, en ese chico sensual de antes, de siempre.

“Ya te extrañaba”, le dijo la voz del extraño, la voz del fracaso, mientras se enredaba en sus piernas, en su venganza secreta (¿contra quién?). Y ella sólo podía pensar en que de vuelta, en que otra vez, en que no, en que basta. Se miró en el espejo del hotel barato, y se vio, la misma de antes, de siempre, y lloró. Él no se dio cuenta. Mejor así.

4 comentarios:

Riggy from the blog dijo...

No estás parada en algo así amiga. De dónde nacen estas líneas. Creo que me asustas...
Besos

Al-Div@ dijo...

¿Por qué todo tiene que ser verdad, ser actual, ser mío?

Relax, que estoy más que feliz con todo... "Felicidad obscena", dije alguna vez. Lo sostengo. =P

Te quiero.

Riggy from the blog dijo...

Es que a veces te me ponés autoreferencial viste...
que sea obscena, cuando más y más, mejor!
yo también te quiero amiga

Al-Div@ dijo...

Claro. Profecías cumplidas. Profecías semi cumplidas. Wow. ¿Si me dedico a tirar las cartas?