lunes, febrero 20, 2006

¡¡¡¡AHHHHHHHHHHH!!!!

No sé si tengo algo que decir. Estaba pensando por qué llenamos el tiempo -que si no lo hubiésemos encasillado en agujas y hojas de calendario, no sería un concepto tan terrible- de cosas. Al menos, por qué yo siempre estoy buscando cómo completar y optimizar mis horas de vigilia, o de combatir el sueño. Y a veces el tiempo sobra y a veces me falta, relatividades y cronologías internas...

¿Por qué no puedo dejar que pase, sin hacer nada, sin contarlo, sin creer que me estoy perdiendo de algo, sin evaluar que sólo un camino es el mejor, que hay otros más o menos, que uno solo es deleznable? (Y que prefiero el mejor o el horrible, pero nunca los del medio).

Porque esa certidumbre de muerte ineludible me vuelve consciente del tiempo, de que sólo tengo X cantidad para hacer todo lo que quiero, y ni sé si quiero todo lo que digo que quiero... ¿pero si no lo hago, si no lo intento, si el tiempo me atrapa en un revés y me deja así, cómo soy hoy, en la memoria del mundo?

Fucking tiempo en frasquito. Supongo que si no se terminara nunca, me aburriría. Ya habría hecho todo, al menos todo lo que nos inventamos en este mundo, limitado, tan limitado... pero que nos llevaría más tiempo del que tenemos para explorar. Quiero hacer todo lo que hay para hacer en este mundo-tiempo y en otros...

Me abruma imaginar posibilidades infinitas. Y sin embargo, cualquier puerta sin fondo es más atractiva que la certidumbre absoluta.

1 comentario:

C. D. dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.