martes, octubre 04, 2005

Need a break (from my mind)

La hora –por qué maldita o fatal o determinada e ineludible.

Juan Carlos Onetti, "La novia robada"

Alguien me corre. Algo. No sé a dónde quiere llevarme, qué fuerzas extrañas hacen que me apure, que corra y siga siempre en el mismo lugar, como del otro lado del espejo. Es agotador. Agotados los días y las horas para llegar a no sé dónde, no sé con quién, siempre sola isla sola y me canso, me canso de sentir que todo cae y cae y que ya se termina y saber que no es así, que el tiempo es infinito o cíclico, como creían las antiguas sociedades de la selva (saber que soy un hada, que tengo que encantarte). Cuántos señores tiempos, cuántos apurados, cuánto corro -me corro- en mi mente y sigo acá. Justo acá. Tratando de respirar, sofocándome entre agujas. Desespero, presa entre cristales de muñeca y la monotonía de ese sonido insoportable. Grito. Sólo quiero un poco de océano, aire, sal y vos, que sos un poco todo eso junto. ¿Cuántos canales alternativos conviven en dimensiones ocultas? Hace poco, o quizás demasiado -experta en relojes relativos-, descubrí uno...y en eso ando.

3 comentarios:

Riggy from the blog dijo...

Tranquilidad...Silencio... Paz. Sabés que no me refiero a que dejes de ser la persona activa que sos. Tranquilidad y silencio para tu cabeza, por lo menos una vez al día..., decile que se quede quietita un rato, que tenga paz. Una vez que consigas eso callate (imperativamente callate)y por favor escuchá...
Creo que te amo.
J.

Dante Barezzi dijo...

perdón.... pero el comment de "gizmo" está por alguna razón en particular? alguna nueva postura que no me contaste?....

no escapes....

Al-Div@ dijo...

Amigos, borré el SPAM!!!!!