viernes, septiembre 30, 2005

Cianuro baby

Tóxicas sus manos que apenas son mi piel me encantan, encantada, encantador pero tóxico. Ese último intento de mi mundo, del otro, del que quiero dejar, del que me estaba escapando. Protagonista/antagonista = yo. “The calmest blue ocean water cannot stop my heart and mind from burning” (gracias Jack). No. Nada puede evitarlo. Es demasiado intenso, y a mis extremos les brillan los ojos. Se tientan. Tentador, complaciente, astuto. Manipula mis últimas ganas, las gana. Juega. Achtung! Too much at stake. ¿Y qué más atractivo que apostar hasta mis cenizas? Mi yo el-que-siempre-quiere-estar-en-la-cornisa, el que no se reconoce sin el vértigo de saber que puede perderse. O ese que quiere refugiarse de extraños-familiares, ajustar su reloj al de los otros y ser una cómoda pieza de ajedrez de los dioses. Protagonista/antagonista = Aldana. Basta. Oscilo en las oscuras áreas entre el equilibrio y la adrenalina. No mind. Let it flow.

sábado, septiembre 03, 2005

Interior. Insomnio.

Agua,
Tormenta de lunas
Y la noche que no termina

Jamás,
Nunca,
No quiero.

Pero voy, y sigo en el mismo
Lugar que antes, corriendo
Hacia ninguna parte.
Cautiva.