viernes, agosto 26, 2005

¿Se lo cuido?

Todos agitaban el pañuelo, queriendo acomodar la horda de autos que se aproximaba a ver ese encuentro entre animal y del medioevo, rojo y blanco, celeste y negro, blanco otra vez, 3-0, penal, 3-3, try, conversión, 11-3, bai bai, once again. Pero todos agitaban el pañuelo, es el único requisito, los trapos de colores y un movimiento agraciado, el ritmo insoportable, “A wrinkle in time”, pañuelos que van y vienen, tic-tac, tic-tac, adultos y niños, nunca vi tantos juntos, soldados del desempleo, disputándose centavos. Como si esa coreografía de la decadencia argentina valiera tan solo unos centavos. Tic. Tac.

No hay comentarios.: